• viajesenpromocion

Cásate en la playa decían… será fácil decían…



Después de pasar la emoción de decir ¡SI ACEPTO! Comienza la gran aventura de la organización de la boda, tu juras que será sencillo ya que es algo que tal vez planeaste por mucho tiempo en tu imaginación, sin embargo poco a poco descubres que dos cabezas son muchas para ponerse de acuerdo y si a eso le sumas las muchas buenas opiniones que lees, te dicen y recomiendan te haces mil bolas.

Seré honesta, yo busque una boda sencilla pero emotiva, necesitaba ahorrar y complicarme lo menos posible la vida, para mí lo más sencillo era conseguir quien se volviera loco por mí, así que el ahora mi esposo se le ocurrió la gran idea de casarnos en la playa. Al principio no quería, para mí la playa es relax, es leer un gran libro tomando una deliciosa y bien fría margarita mientras me asoleo las piernas, porque cualquier otra parte del cuerpo me salen manchas o lunares… pero el insistió en que así tendríamos una organizadora de bodas, que los hoteles en sus paquetes te regalan muchas cosas y además que sería en un hermoso paisaje rodeado de la familia y amigos que quisieran acompañarnos, sin los gastos millonarios de 500 invitados para escuchar “el pollo estaba frío” “el vestido esta bonito pero la neta no le queda” o peor “esta música está aburrida”. Así que accedí y por segunda ocasión dije SI ACEPTO.

La verdad resultó una GRAN IDEA, lo planeamos con 9 meses de anticipación, buscamos que las fechas fueran buenas y evitar mucho calor o lluvia y comenzamos la travesía de elegir que playa (primero) que fuera cercana, que fuera bonita, que tuviera opciones de hotel agradables para todos los invitados, que la comida fuera buena y etc… segundo paso, elegir que hotel, ese fue sencillo, bastó una buena guía para saber que era la mejor opción física y en cuestión de “regalos para los novios” descubrimos que prácticamente todo es igual… Resultaba fantástico… PERO

El PERO llego en el momento de coordinar el bloqueo de habitaciones, dar aviso a los amigos y familia de los costos y lo PEOR, la cobranza y administración del dinero, juré que sería lo más sencillo, pero como siempre, uno como empresario/administrador/profesional o como sea es buenazo para cobrar y pagar a proveedores y clientes, pero no para tu familia… ¿cómo le cobras a tu abuelita por ejemplo? Recordé que agencias de viajes habían ofrecido sus servicios para ayudar a coordinar ese detalle, en su momento no lo valore y además del estrés de elegir el vestido, tramitar los permisos correspondientes de la ceremonia religiosa y civil a la distancia, corretear a mi ahora marido para que buscara el mejor traje tenía que sumar la bronca de administrar un viaje grupal.

A veces se desmerita el trabajo de los servicios, queremos el mejor pastel, el mejor grupo musical, el vestido más lindo, el mejor vino, fotografías fantásticas…pero el servicio de apoyo y consultoría decimos bah! Ese lo hago yo para que gastar de más si puedo hacerlo yo… bueno después de que lo sufres lo entiendes jaja.

Gracias a esa experiencia y al giro que dio mi vida descubrí una gran pasión para organizar viajes y facilitarle la vida a los demás y dejar que simplemente gocen sus vacaciones y/o aventuras a cambiar de código postal, así nació esta agencia de viajes y por ello en viajes en promoción tenemos el servicio de apoyo en la organización, booking y asesoría para poder darte un peso menos y tú sólo disfrutes INCREIBLE tu boda, sin que tengas (como yo) que terminar de hacer la lista de invitados por habitación la misma semana de tu boda.

La asesoría y cotización es gratis, cuenta conmigo para platicar tus inquietudes y descubre que decir SI ACEPTO en la playa es fácil

www.viajesenpromocion.com compartiendo tips de viajeros, para viajeros.

Cotiza y contáctanos al 477-590-1091 o mail viajesenpromocionmx@gmail.com

0 vistas